Gitá

No existe una escuela para ser o pensar como yo. Las aventuras, buenas o malas, que viví fueron mi maestro. Una gran maestra en mi vida está siendo Rita Lee por la profundidad de su crítica y cierto cinismo semi-punk que la adorna. Mi único consejo es lanzarse al camino como una gitana, con unos trapos enrrollados en un hato, tu baraja y saber cantar y bailar. Lo demás vendrá solo, Insha-Al-Láh…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.